viernes , 14 diciembre 2018

Concentración y cambio de piezas | M.I. Richard Leyva

Saludos a todos los amantes del juego ciencia,tengo la oportunidad de presentarles este trabajo referente a un tema tan importante como lo es el cambio de piezas,como todos sabemos en el ajedrez suele ser fácil realizar una combinación de ataque de mate incluso verla de manera muy rápida sin embargo es mucho mas complejo en posiciones mas tranquilas saber cuales piezas son las que debemos cambiar y cuales deben permanecer en el tablero de acuerdo a la posición que estemos enfrentando con el fin de mantener las ventajas que así lo meriten como para solucionar las posiciones que tengamos en desventaja,a continuación algunos ejemplos del tema en cuestión.

Concentración y cambios de piezas.

Siempre deben cambiarse las piezas accesorias al verdadero desnivel de la lucha.

José Raúl Capablanca

Los cambios de piezas en ajedrez siempre deben estar justificados. No se cambian piezas por no saber qué hacer con ellas

Cada cambio de material altera en algún sentido el carácter de la posición y es posible que obligue a variar la conducción táctica y estratégica de la partida. Un cambio de Caballo por un Alfil, un cambio de un mal Alfil por un buen Alfil, un cambio de ambas Torres y, naturalmente, un cambio de Damas, pueden considerarse cambios importantes que deben valorarse acertadamente.

El cambio de Damas merece especial atención pues generalmente señala la transición del medio juego al final. El caso más común de un cambio de Damas ocurre cuando un bando tiene ventaja material.

Al estudiar los finales se ve claro que un Peón de más puede producir con mucha facilidad un final ventajoso de peones; y que los finales de Caballos, lo mismo que los de Alfiles del mismo color, no presentan grandes dificultades para ganarlos si se cuenta con un Peón de ventaja; sin embargo los finales de Dama y Torre, así como los de Alfiles de distinto color son muchos más difíciles de ganar.

El bando con ventaja material procurará simplificar para llegar a un tipo de final que resulte más fácil de ganar; el bando en inferioridad, si no cuenta con otra alternativa, se esforzará en provocar un final que dificulte lograr la victoria, o al menos uno en el cual alcanzarla sea extremadamente difícil.

Otro caso en que es frecuente procurar el cambio de Damas, ocurre cuando la desaparición de esta priva al oponente de la posibilidad de defender sus debilidades en la estructura de Peones, a la vez que merma sus alternativas de contrajuego activo.

Precisando estos aspectos tenemos que los cambios de piezas pueden perseguir entre otros los siguientes objetivos:

1- Imponer una ventaja material.

2- Ganar tiempos.

3- Eliminar piezas defensoras importantes del adversario.

4- Facilitar la defensa al eliminar piezas que el rival está usando para atacarnos.

5- Estropear la estructura de peones del enemigo.

6- Pasar forzado a un final posicionalmente ventajoso.

7-Cambiar una buena pieza del oponente por una mala pieza nuestra y viceversa

8-Ganar espacio para nuestras piezas restringidas.

9-Llevar el juego a posiciones defensivas prometedoras que pueden favorecer el logro de un empate.

Uno de los aspectos de la práctica ajedrecística donde los cambios juegan un papel muy importante, es en el proceso de imponer una ventaja material.

Si un bando o color tiene superioridad de fuerzas o material sobre el otro deberá imponerse, salvo que el otro bando o color pueda compensar esto, ya sea desarrollando un ataque efectivo contra el Rey – recordemos que el juego se decide por Jaque Mate- o bien porque logre al menos nivelar las fuerzas o el material de alguna manera.

Así cuando desaparecen, producto de los cambios las piezas del tablero, aquel que tiene superioridad material puede ir acentuando la misma, aunque hay que advertir que no siempre es así

Por último veamos dos ejemplos donde se evaden cambios a fin de mantener sobre el oponente superioridad de espacio y dificultarle liberar sus piezas….

Un comentario

  1. I must say, as much as I enjoyed reading what you had to say, I couldnt help but lose interest after a while. Its as if you had a fantastic grasp on the topic matter, but you forgot to include your readers. Perhaps you should think about this from much more than one angle. Or maybe you shouldnt generalise so a lot. Its better if you think about what others may have to say instead of just going for a gut reaction to the subject. Think about adjusting your own thought process and giving others who may read this the benefit of the doubt.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*